Herramientas para la preparación de presupuestos y la contratación pública

Mitigar los riesgos para la integridad en las finanzas públicas, la preparación de presupuestos y los procesos de contratación

Las finanzas públicas representan un área clave de riesgo de corrupción e irregularidades en la gestión del sector del agua, ya que conllevan la asignación de ingentes cantidades de dinero que pasan por distintas personas.

Los profesionales del sector del agua tienen una función concreta de asegurar que las normas financieras se apliquen adecuadamente al sector, con requisitos suficientes de debida diligencia y control. También pueden aportar su trayectoria y su opinión a eventuales reformas generales impulsadas para diseñar sistemas de gestión de las finanzas públicas más eficientes y transparentes. Promover una mayor participación y transparencia es indispensable para tal fin.

 

Participación y transparencia: condiciones esenciales para mitigar los riesgos a la integridad en las finanzas públicas

Distintas herramientas y enfoques, como las consultas populares, el presupuesto participativo, el seguimiento presupuestario, los estudios de control del gasto público o el monitoreo por la comunidad de las contrataciones públicas y de los desarrollos de infraestructura pueden ser utilizados por actores de la sociedad civil para influir en los procesos y reclamar rendición de cuentas.

La exigencia de que se divulguen presupuestos detallados y documentos de licitaciones y contrataciones, así como los mecanismos de contratación electrónica, son medios efectivos para aumentar la transparencia de procesos complejos y fomentar una mayor rendición de cuentas y participación.

Estas herramientas y mecanismos dependen de que los profesionales del sector del agua y los socios de otros sectores colaboren para asegurar que sean adoptados y aplicados, pero también conocidos, comprendidos y utilizados por los actores relevantes afectados por los procesos.

 

Compromisos voluntarios en materia de integridad

Los procesos de licitación y contratación pueden exigir el compromiso de todas las partes de abstenerse de ofrecer, exigir o aceptar sobornos. Tal compromiso se puede formalizar a través de un pacto de integridad entre todas las partes y un monitor independiente. El monitor independiente verifica el acuerdo y constata que sea respetado por todos los firmantes.

Un pacto de integridad de este tipo es una herramienta sumamente valiosa. En el caso de las autoridades públicas, puede asegurar un uso más efectivo de los fondos en los contratos, limitar la distorsión generada por la corrupción y generar confianza pública. Y para las empresas oferentes, un pacto de integridad puede generar mayor igualdad de condiciones y frenar la competencia desleal. No obstante, para que resulte exitoso, dependerá de la voluntad y el compromiso político, y de que su desarrollo discurra con máxima transparencia.

Se puede consultar mayor información sobre los pactos de integridad en la hoja de herramienta general y en el manual de implementación para autoridades públicas.