© James Kiyimba

¿CUÁL ES LA MEJOR FORMA DE QUE LA RENDICIÓN DE CUENTAS SOCIAL RESPALDE LA GESTIÓN DEL AGUA PARA LOS ODS?

MECANISMOS DE RENDICIÓN DE CUENTAS SOCIAL PARA UNA MAYOR INTEGRIDAD DEL AGUA

Entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el objetivo 6 procura garantizar la disponibilidad de agua y saneamiento para todos y su gestión sostenible antes del año 2030. Este objetivo solo se puede alcanzar haciendo frente a la corrupción y a la falta de integridad en el sector del agua. En tal sentido, el ODS 16, que insta a conseguir instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles, constituye un complemento sólido y un marco de respaldo para el logro del objetivo 6.

La implementación de mecanismos de rendición de cuentas social es una forma de promover la rendición de cuentas y la inclusión en el sector del agua, en consonancia con la meta 6b, relativa a la participación de las comunidades locales en el sector del agua, y a la meta 16.7: “Garantizar la adopción de decisiones inclusivas, participativas y representativas que respondan a las necesidades a todos los niveles”. Consideramos que los mecanismos de rendición de cuentas social contribuirán, a su vez, a que la gobernanza en materia hídrica sea menos vulnerable a la corrupción, y ayudarán a que haya agua y saneamiento para todos.

Existen varios mecanismos de rendición de cuentas social que pueden implementarse en el sector del agua. Conocemos casos en los que estos mecanismos han logrado que los gobiernos y los proveedores de servicios se muestren más receptivos y transparentes con respecto a las novedades. Sin embargo, persisten algunos desafíos y quedan preguntas abiertas: ¿cómo podemos lograr que la rendición de cuentas social sea verdaderamente inclusiva y participativa? ¿Cómo podemos asegurar que las autoridades respondan? ¿Cómo puede hacer oír su voz más eficazmente la sociedad civil cuando se trata de temas del agua? ¿Qué alcance tiene el impacto de la rendición de cuentas social y, en particular, qué efecto concreto tiene para reducir la corrupción? Nos hacemos eco de lo planteado por John Gaventa, del Institute of Development Studies (Instituto de Estudios para el Desarrollo), en un artículo publicado en su blog sobre la rendición de cuentas social como un posible puente entre los estados y los ciudadanos: ¿cómo podemos asegurarnos de que los pilares y los cimientos de nuestros puentes sean firmes?

En su experiencia, ¿en qué medida han influido los mecanismos de rendición de cuentas social y han contribuido al logro del ODS 6? Comparta su relato en la sección de comentarios que aparece a continuación o súmese a nosotros en Estocolmo. Examinaremos este tema y contestaremos preguntas similares en el seminario que tendrá lugar durante la Semana Mundial del Agua, en Estocolmo, el lunes 29 de agosto a las 2 de la tarde (NL Pillar Hall Pelarsalen). Convocamos al encuentro conjuntamente con la Alianza Global para la Auditoría Social (GPSA, por Global Partnership for Social Accountability); la Kenya Water and Sanitation CSOs Network (red de organizaciones de la sociedad civil de agua y saneamiento de Kenya); el Centro Utstein de Recursos contra la Corrupción (U4) (U4 Anti-Corruption Resource Centre); Water Witness International; y WaterAid. Únase a nosotros para conocer historias de éxito, en que los mecanismos de rendición de cuentas social mejoraron la prestación y la gestión de los servicios de agua, o siga nuestro encuentro en retransmisión directa.

 

SISTEMAS DE RETROALIMENTACIÓN SOBRE TEMAS DEL AGUA

Un sistema de retroalimentación es un mecanismo de rendición de cuentas social a través del cual los gobiernos y los proveedores de servicios pueden demostrar que responden a las necesidades de la sociedad civil en materia de agua. Estos sistemas de retroalimentación se pueden implementar en diversos niveles, a intervalos regulares o en puntos específicos de la cadena de valor del sector del agua.

Un proyecto de WaterAid en Burkina Faso ilustra cómo se utilizan estos sistemas en la fase de planificación de nuevos proyectos de agua. Se mantienen debates a nivel comunitario local, que aportan información a las autoridades sobre los desafíos que la comunidad enfrenta en cuanto a la seguridad del agua. Las autoridades también preguntan a la comunidad si se verá beneficiada con los esfuerzos por mejorar la seguridad hídrica. Este sistema de retroalimentación asegura la participación activa de la comunidad y da a las autoridades la oportunidad de responder a las necesidades del ciudadano.

En Nepal, los sistemas de retroalimentación se utilizan regularmente a nivel de distrito para elevar informes anuales. Las comunidades locales mantienen audiencias públicas (como se describe en este seminario web con GPSA) en las que pueden encontrarse en persona con las autoridades que proveen los servicios, y hablar de su frustración por la falta de servicios o hacer preguntas sobre las tarifas. En estas ocasiones, muchos proveedores han tenido muy en cuenta los comentarios del público y modificado algunos de sus servicios.

En Tayikistán, se crearon recientemente consejos asesores comunitarios, con el respaldo de un programa de Oxfam financiado por el Banco Mundial; estos consejos ofrecen una vía para que las comunidades hagan llegar sus comentarios a la Unión de Consumidores de Tayikistán acerca del desempeño de los proveedores de servicios de agua y saneamiento. A tal fin, se definieron indicadores del desempeño en el servicio.

Estos sistemas de retroalimentación permiten a las autoridades locales ver con más claridad cuáles son los temas apremiantes para la sociedad civil en relación con el agua. Queda abierta la incógnita de si las autoridades son siempre igualmente eficaces al utilizar el mecanismo de retroalimentación para modificar o adaptar sus políticas o mejorar la prestación del servicio de agua y la gestión hídrica.

 

INCIDENCIA EN EL SECTOR DEL AGUA A PARTIR DE EVIDENCIAS

Otro mecanismo de rendición de cuentas social que se destaca en el sector del agua es la incidencia a partir de las evidencias, que fomenta la recopilación de evidencias a nivel local sobre temas que preocupan a la comunidad. Esto permite a la comunidad dar a conocer sus problemas a las instituciones responsables de distintos niveles.

En Mozambique, un estudio de fichas de denuncia ciudadana llevado a cabo en dos distritos se centró en recoger las percepciones de los usuarios sobre la calidad de los servicios en su zona. Las evidencias recogidas en el estudio abarcaron desde la comunidad rural a nivel de distritos, donde se debatían los temas en primer lugar, hasta los formuladores de políticas de alto nivel en el ámbito nacional. Las evidencias se utilizaron para abogar por reformas en las políticas y para abordar cuestiones importantes para los ciudadanos, como la reducción de la colusión en la adjudicación de contratos o la aceleración del desembolso de fondos.

En Tanzanía, el programa Futuros Justos en materia de Agua, conducido por Water Witness International y Shahidi wa Maji, se propone apoyar la gestión de los recursos hídricos activada por la comunidad. El programa se basa en medidas para generar conciencia y ayudar a la comunidad a comprender mejor sus derechos en lo relativo al agua: por ejemplo, la redacción de versiones de las leyes de agua accesibles al público en general; un mayor acceso a las autoridades pertinentes; y la sensibilización de la comunidad respecto de los derechos jurídicos y los recursos hídricos. Al conocer sus derechos, tanto jurídicos como de otra índole, los ciudadanos asumen la incidencia a partir de evidencias con vistas a presionar por una mejora en la prestación de servicios y la gestión del agua.

 

INVESTIGACIONES ACTUALES SOBRE LA RENDICIÓN DE CUENTAS SOCIAL

Los ejemplos de los sistemas de retroalimentación y de la incidencia a partir de evidencias demuestran que es posible establecer mecanismos de rendición de cuentas social en diversos niveles, y la valiosa inspiración que representan. Ahora, es esencial reunir una base de evidencias más amplia para explorar los factores de éxito y demostrar el efecto que ejercen los mecanismos de rendición de cuentas social en la reducción de la corrupción. Por tal motivo, WIN está llevando adelante un proyecto de investigación conjuntamente con el Centro Utstein de Recursos contra la Corrupción (U4) y el Instituto Internacional de Gestión del Agua (IWMI, por International Water Management Institute), a fin de estudiar casos de una elaboración participativa y transparente de presupuestos en Etiopía, Nepal y Filipinas.