(c) Controla tu Gobierno

La Comisión Nacional del Agua de México a través de el lente de la Entidad Superior de Fiscalización

Dieciséis años de revisiones, dieciséis años de opacidad

Introducción

En México, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) es responsable de la fiscalización de la cuenta pública. Cada año, publican los informes sobre programas y obras públicas auditadas. Se trata de una valiosa fuente de información que muestra cómo el gobierno planifica, despliega y opera programas diseñados para prestar servicios públicos a la población. A través de dichos informes, se puede reconstruir una imagen relativamente completa de cómo funciona el gobierno mexicano y cómo se toman las decisiones que afectan la vida cotidiana de los ciudadanos, tanto en comunidades urbanas como rurales.

Nuestra organización, ControlaTuGobierno (CTG) ha estado utilizando estos informes como fuente de información para nuestros talleres con las comunidades de base. Sabemos por experiencia que la sociedad civil puede desempeñar un papel muy importante en el enriquecimiento del trabajo de la Entidad Fiscalizadora Superior, en particular, a través de auditorías sociales y del seguimiento de los informes de auditoría a determinadas instituciones públicas.

Entre 2000 y 2016, la ASF auditó y publicó 222 informes sobre revisiones a obras públicas y a programas planificados y operados por la Comisión Nacional del Agua de México (CONAGUA). Desde 2014, hemos llevado a cabo una investigación en la que se han revisado de manera general los 222 de estos informes. De manera más exhaustiva, la revisión se centró en 31 informes sobre el desempeño de la CONAGUA en los Programas de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento. El análisis y el trabajo con la información contenida en estos informes que hacemos actualmente, es posible gracias al sistema público de la ASF para consultar los informes en línea.

Nuestra intención aquí ha sido averiguar qué revelan estos informes de auditoría sobre el desempeño de la CONAGUA. Las preguntas iniciales que se plantearon fueron: ¿Cómo se han utilizado los informes hasta ahora? ¿Cómo podrían utilizar de manera eficaz las comunidades esta fuente de información?¿Cómo puede contribuir a su uso la sistematización de la evidencia que recogen los informes?”

La experiencia en campo nos ha demostrado que ejercicios de auditorías sociales hechos por la sociedad civil pueden enriquecer las tareas de la Entidad Superior de Fiscalización y contribuir a hacer efectivas las recomendaciones que la ASF emite sobre el funcionamiento de las instituciones públicas.

 

Hallazgos en una fuente oficial inexplorada

El primer acercamiento de ControlaTuGobierno a esta enorme cantidad de información fue a través de un análisis descriptivo del número de auditorías por año que cuantificara el tipo de acciones derivadas del ejercicio de auditoría, así como las cantidades presupuestarias auditadas y recuperadas. Esto nos permitió destacar las conclusiones sobre los Estados más auditados, el número de recomendaciones formuladas por la ASF y las cantidades auditadas.

Muchas de las conclusiones apuntan a irregularidades en la utilización del presupuesto. A lo largo de los dieciséis años de auditorías analizadas, la ASF solicitó a la CONAGUA que devolviera el dinero relacionado con gastos sin comprobar que sumaban monto de 75.000 millones de pesos mexicanos (alrededor de 6.000 millones de dólares estadounidenses [1]), de los cuales sólo se recuperaron 740 millones de pesos (1 por ciento de este monto).

La falta de confiabilidad en la información oficial que ofrece la CONAGUA es aún más alarmante. Por ejemplo, durante 2011 la ASF destacó que la CONAGUA no tenía documentación y/o evidencia metodológica que apoyara la mejora reportada en su informe “Situación de los subsectores de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en 2010”. Según sus cifras, el acceso al agua potable aumentó un 6% en 10 años y la cobertura de saneamiento pasó del 79% al 96% en el mismo período. Considerando el hecho señalado por la ASF de que la CONAGUA no mide ni produce esta información de manera consistente, la pregunta fundamental sería ¿Cuál es la base sobre la cual planifican y diseñan sus programas? Otro ejemplo, según un informe de auditoría de la ASF de 2014, es que la CONAGUA diseñó un programa para construir infraestructura de saneamiento en comunidades en situación de extrema pobreza alimentaria. Sin embargo, la CONAGUA no pudo probar que contara con información actualizada y desagregada para ubicar a las poblaciones que más lo necesitaran.

La investigación también arroja luz sobre ciertas limitaciones de la auditoría financiera y el enfoque administrativo que la ASF utiliza para auditar. Esto se refleja en la falta de criterios de sustentabilidad, derechos humanos y perspectiva de género. Prueba de ello, es que la ASF aborda el tema de recursos hídricos desde un enfoque de seguridad nacional en lugar de tratarlo desde la perspectiva de los derechos humanos.

Finalmente, nuestro análisis muestra que a pesar de las fallas e irregularidades institucionales cruciales -como el incumplimiento de las metas de los programas, la falta de transparencia en los criterios de selección de los proyectos, la opacidad general y la información incompleta del desempeño financiero- que se reportan año tras año, las recomendaciones de la ASF fueron ignoradas y las mismas malas prácticas continuaron señalándose en los posteriores ejercicios de Entidad Superior.

Photo: Unloading dock of Poinsettia. Neighbourdhood of Caltongo, Xochimilco municipality, Mexico City. This picture was taken during a walk along the Avenida Nuevo León made with press and other media members to put in the public eye the misdeeds and problems caused by the repaving works. The works could have potentially caused damage to the drinking water network had the women of the neighbourhood not kept watch.
Muelle de descarga de Nochebuena. Barrio de Caltongo, alcaldía de Xochimilco, Ciudad de México. Esta foto fue tomada durante una caminata por la Avenida Nuevo León realizada con la prensa y otros medios de comunicación para hacer visibles los problemas causados por los trabajos de re-encarpetamiento del asfalto. Entre otras cosas, las obras podrían haber causado daños en la red de agua potable si las mujeres del barrio no se hubieran organizado para vigilar las obras.

 

Conclusión

Estos hallazgos han mostrado que los problemas de escasez de agua y contaminación que presenciamos en nuestro trabajo de campo con las comunidades [2] son el producto de una serie de terribles prácticas administrativas que se desarrollan en diferentes niveles gubernamentales de una serie de terribles prácticas administrativas que se desarrollan en diferentes niveles gubernamentales más que una falta de recursos económicos.

Nuestro trabajo está directamente relacionado con las comunidades de base que han estado enfrentando múltiples problemas con la prestación adecuada de servicios públicos como el agua potable y el saneamiento, nuestra experiencia nos ha demostrado que el acceso a la información oficial -como los resultados de estas auditorías- es esencial para documentar y poder escalar las demandas locales a otros niveles de gobierno (ya sea estatal o nacional).

En 2018, México pasó por un cambio en la administración política. Creemos que estos hallazgos, y la información contenida en los informes, pueden ayudar a las comunidades de todo el país a hacer propuestas que alienten cambios a nivel comunitario a través de una mejor toma de decisiones en el diseño y el uso de los recursos presupuestarios disponibles.

Photo: Wastewater treatment plant. Cocotitlán municipality, State of Mexico. This treatment plant is one of the very few plants that operates in the Amecameca and La Compañía river basins. The plant was designed to help clean up these rivers. Although it works properly, the water that comes out of the plant is polluted again as it reaches the rivers, making the process useless. Crops irrigated with wastewater surround the facilities. The picture was taken during a visit with agricultural producers of surrounding fields.
Planta de tratamiento de aguas residuales. Municipio de Cocotitlán, Estado de México. Esta planta de tratamiento es una de las pocas que operan en la Cuenca de los ríos Amecameca y La Compañía. La planta fue diseñada para contribuir al saneamiento de estos ríos. Aunque funciona correctamente, el agua que trata la planta se vuelve a contaminar en cuanto llega a los ríos, haciendo que el proceso sea inútil. Hay campos de cultivo alrededor de la planta que son regados con aguas residuales, el agua de esta planta podría beneficiar a estos productores. La foto fue tomada durante una visita a los productores agrícolas de los campos circundantes.

 


[1] Alrededor de 6,168 millones de dólares, considerando 1 dólar = 12.16 pesos mexicanos, la media histórica entre 2000 y 2016 según datos obtenidos del Banco de México.

[2] Las comunidades con las que trabajamos están ubicadas entre los márgenes de la Ciudad de México y el Estado de México.


 

Acerca de los autores

ControlaTuGobierno trabaja desde 2013 con comunidades de base, tanto urbanas como rurales, en diferentes zonas de la Ciudad de México y el Estado de México. Nuestro principal objetivo es ayudar a las comunidades marginadas a tomar el control de las decisiones públicas que afectan a su vida cotidiana. Creemos que el derecho a la información es una clave que ayuda a abrir la puerta para reclamar otros derechos básicos como el agua y el saneamiento.

controlatugobierno.com / @ControlaTuGob / FB: ControlaTuGobierno

 

Enlaces

CONAGUA a través de la lente del Auditor Supremo de la Federación informa: 2000-2016 (libro de trabajo completo)

Primer Encuentro de Organizaciones Auxiliares de Cuencas Hidrográficas: Buenas Prácticas, Limitaciones, Lecciones y Perspectivas (Un breve informe del encuentro entre diferentes comités autónomos de agua, expertos académicos y ONGs mexicanas organizado por CTG en 2017)