Fortaleciendo el sistema nacional de informacion de recursos hídricos a través del 4º Plan de Acción de OGP en Brasil

La Comunidad de Práctica (CdP) sobre Agua y Gobierno Abierto conversó recientemente con Marcus Fuckner (MF), Coordinador de Coyuntura y Gestión de Información del Área de Planeamiento en la Agencia Nacional de Aguas (ANA), para conocer acerca del compromiso sobre recursos hídricos en el 4º Plan de Acción sobre Gobierno Abierto de Brasil.

 

CdP: ¿Cómo se caracteriza la gobernanza de los recursos hídricos en Brasil?

MF: La actual gestión se basa en la Política Nacional de Recursos Hídricos (PNRH), definida en la Ley Nº 9.433 de 1997, denominada “Ley de Aguas”. Mediante otra ley posterior, Ley Nº 9.984 de 2000, se creó la Agencia Nacional del Agua (ANA) como entidad responsable de implementar la Política Nacional de Recursos Hídricos y coordinar el Sistema Nacional de Gestión de los Recursos Hídricos (SINGREH). La PNRH estructuró, orientó y modernizó la gestión de los recursos hídricos en Brasil. La ANA también posee otras atribuciones, por ejemplo, en el ámbito de la Política Nacional de Seguridad de Represas (PNSB).

La ANA es la entidad federal que coordina el SINGREH. Sin embargo, en los 26 estados y en el Distrito Federal de Brasil, hay órganos que ejercen competencias específicas para la gestión del agua -similares a las de la ANA- aunque correspondientes a las masas de agua de su dominio estadual. Además de estos 27 órganos y de la ANA, el SINGREH está conformado por los Consejos de Recursos Hídricos. Éstos son espacios consultivos y deliberativos para la formulación de la política de recursos hídricos a nivel nacional, de los Estados y del Distrito Federal, y de los comités de cuenca.

La implementación de la PNRH por parte de la ANA se basa en cinco instrumentos oficiales establecidos por la Ley de Aguas:

  • los planes de recursos hídricos;
  • los objetivos de calidad del agua;
  • el otorgamiento del uso del agua;
  • el cobro por el uso de agua; por ejemplo: por extracción del agua de los manantiales bajo jurisdicción federal de parte de diversos usuarios como el sector de riego, minería, industria y suministro, pero no la tarifa por el suministro de agua en hogares;
  • y los sistemas de información.

Los Estados y el Distrito Federal también cuentan con instrumentos similares para cuerpos de agua de dominio estadual definidos en su propia legislación. Su aplicación más o menos avanzada cambia de acuerdo la jurisdicción o unidad de la Federación. En Brasil, el número de cuerpos de agua de dominio federal comprende aprox. el 30% de las principales cuencas en el país; no obstante, ello representa el mayor volumen de agua del país. Esto se debe a que las cuencas primordiales con mayor caudal de agua y los grandes embalses son responsabilidad del gobierno federal.

Además de estos instrumentos formales, la ANA utiliza una serie de otros mecanismos de gestión y regulación de los recursos hídricos. Con ellos busca garantizar la seguridad hídrica de las cuencas hidrográficas del territorio nacional, tales como los términos de asignación de agua y los marcos reglamentarios.

En lo que respecta al saneamiento básico, según la Constitución brasileña, es una responsabilidad del municipio, es decir, la unidad político-administrativa más pequeña del país. Actualmente en Brasil existen 5.570 municipios. Según la Política Nacional de Saneamiento Básico, conforme a la Ley Nº 11.445 de 2007, el saneamiento en Brasil se compone de servicios de suministro de agua potable, alcantarillado sanitario, aseo urbano más gestión de residuos sólidos, y gestión del drenaje y de aguas pluviales.

Hoy en día se está debatiendo en el Congreso Nacional un proyecto de ley, la cual modificaría el marco normativo del saneamiento en el país, otorgando así facultades reglamentarias a la ANA y, convirtiéndola así en la Agencia Nacional de Agua y Saneamiento Básico.

En la actualidad, las atribuciones normativas y reglamentarias de saneamiento se comparten entre la Secretaría Nacional de Saneamiento del Ministerio de Desarrollo Regional (MDR) y los organismos reguladores de los Estados y municipales, en el caso de los municipios con concesión de servicios para la operación por empresas privadas.

 

CdP:¿Cómo se involucró la ANA en el 4º plan de acción de gobierno abierto de Brasil?

MF: En 2018, en el marco del 4º Plan de Acción del Gobierno Abierto brasileño, la Contraloría General de la Unión (CGU), que coordina en Brasil la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP por sus sigla en inglés), se puso en contacto con la Junta Directiva de la ANA y con el Ministerio de Medio Ambiente (MMA), al que la ANA reportaba hasta diciembre de ese año. Esto se procuró con el fin de trabajar en la co-creación de un compromiso vinculado a la temática de agua. Dicho compromiso se enfocaría en el Sistema Nacional de Información sobre Recursos Hídricos (SNIRH), cuyo portal estaba disponible al público desde 2016.

Sin embargo, durante el desarrollo del compromiso, se reconoció que la ANA es responsable del seguimiento sistemático de la situación de los recursos hídricos en Brasil; específicamente de la elaboración de informes anuales del Panorama de los Recursos Hídricos nacionales y de la coordinación y gestión del SNIRH. El equipo de CGU de OGP Brasil propuso entonces que la ANA coordinara el compromiso. La Junta de Directores de la ANA nombró para seguimiento del compromiso a su Superintendencia de Planificación de Recursos Hídricos (SPR) como miembro titular y a la Superintendencia de Tecnología de la Información como miembro suplente.

 

CdP: ¿Por qué el interés de la ANA en una perspectiva de gobierno abierto de los recursos hídricos?

MF: El compromiso#10 en el 4º Plan de Acción de OGP de Brasil ha sido una oportunidad para mejorar y acrecentar la disponibilidad de información sobre los recursos hídricos a través del SNIRH, incluyendo la contribución de nuevos actores en dicho proceso. En este sentido, los talleres de capacitación y las consultas en línea realizadas, como hitos de implementación del compromiso, junto a la participación de la sociedad civil y de los comités de cuenca, permitieron una evaluación externa y más crítica del sistema. Actualmente, se están llevando a cabo acciones en el SNIRH para satisfacer estas demandas y corregir las debilidades identificadas en el portal.

Asimismo, esto ha contribuido a profundizar nuestro trabajo en relación al acceso a la informacion y datos sobre recursos hídricos. Hoy en día, la ANA tiene su propio portal de datos abiertos, además de ponerlos a disposición en la plataforma del Portal Brasileño de Datos Abiertos. También estamos implementando el segundo Plan de Datos Abiertos, hasta principios de 2021. Es importante destacar que, en Brasil existe un marco normativo que ha establecido tanto la Infraestructura Nacional de Datos Espaciales (Decreto Nº 6.666 de 2008) como la Infraestructura Nacional de Datos Abiertos (Decreto Nº 8.777 de 2016).

Por otra parte, Brasil posee una Ley de Acceso a la Información (Ley Nº 12.527 de 2011) que constituyó un hito importante para el gobierno abierto y la transparencia en el país. Mediante ésta, cada institución de la administración pública cuenta con un Servicio de Información al Ciudadano (SIC). A partir de las solicitudes de informacion más frecuentes en los últimos años, la ANA ha definido las bases de datos prioritarias para poner a disposición en formatos abiertos.

 

CdP: ¿Cómo fue el proceso de co-creación del compromiso sobre recursos hídricos en el 4º Plan Nacional de OGP de Brasil?

MF: El 4º Plan de Acción de Gobierno Abierto de Brasil contiene 11 compromisos. Estos fueron, según los datos de la CGU, diseñados y debatidos con la participación de 105 personas representantes de 88 instituciones, entre ellas: 39 organizaciones de la sociedad civil, 39 órganos de la Administración Pública Federal y 10 órganos de la Administración Pública Estatal y Municipal.

El tema de recursos hídricos fue el tercero más votado durante la fase de consulta realizada mediante consultas públicas en línea con el objetivo de priorizar temáticas. Un grupo limitado de las cuestiones más votadas sería considerado para la fase de co-creación. Con respecto al Compromiso 10 sobre Gobierno Abierto y Recursos Hídricos, el proceso comprendió dos talleres de co-creación realizados en mayo y agosto de 2018; el primero para identificación del problema y opciones de solución y el segundo para la formulación del compromiso. El equipo de la CGU incorporó todos los compromisos en un plan que fue presentado en una reunión ampliada en diciembre de 2018. Este compromiso 10 está vinculado a la meta 6.5 del Objetivo de Desarrollo 6 sobre Agua.

El propósito de este compromiso en el 4º Plan Nacional de OGP fue mejorar el SNIRH y así fortalecer los comités de cuenca y la sociedad civil; en particular en cuencas críticas, con el fin de proporcionar una mayor transparencia sobre la situación del agua en el país y los desafíos para mejorar su disponibilidad en términos de su calidad y cantidad.

El proceso de desarrollo del 4º Plan de Acción de OGP de Brasil se basó en una metodología que comprendió la discusión de los desafíos y luego la definición de compromisos a través de talleres de co-creación, es decir, reuniones con la participación equitativa de especialistas del gobierno y de la sociedad civil en los temas priorizados.

Los temas se dividieron en tres grupos:

Estructurantes: temas que, por su propia naturaleza, tienen la posibilidad de mejorar las políticas de Gobierno Abierto en Brasil;

– Priorizados por el gobierno: temas propuestos por los órganos gubernamentales identificados como de importancia estratégica para que el Gobierno Federal avance en materia de gobierno abierto y;

– Priorizados por la sociedad civil: temas seleccionados a través de una consulta pública de propuestas temáticas más votadas.

El tema del Gobierno Abierto y Recursos Hídricos del compromiso 10, así como la temática sobre cambio climático y la de transparencia en registro de tierras, los cuales derivaron en otros dos compromisos, surgió de la priorización efectuada por la sociedad civil. Ello es importante para que los compromisos no sólo reflejen propuestas o ideas de mejora del gobierno, sino también para que exista mayor diversidad de acciones y cuestiones de relevancia para la sociedad en su conjunto.

 

CdP: 5 ¿Cuál es el estado de implementación del compromiso 10?

MF: La implementación del compromiso 10, que comprende un conjunto de 8 hitos de cumplimiento, comenzó en agosto de 2018 y se extenderá hasta julio de 2020. En su implementación participan instituciones públicas como la ANA, MMA/MDR, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA) y CGU. A su vez, también participan OSCs como Artigo 19, Fundación Esquel, Observatorio de Gobernanza del Agua, World Resources Institute (WRI), y la Universidad de São Paulo.

Desde inicios de su implementación, se celebraron tres reuniones de seguimiento con la CGU y partes involucradas y tres reuniones ampliadas con los otros 10 compromisos. Ellas resultaron importantes ya que existen retos en comunes en la implementación de algunos compromiso, como por ejemplo, el cambio de la estructura administrativa. Asimismo, se identificaron las cuencas hidrográficas críticas, se realizó un taller piloto de capacitación para un comité de cuenca (específicamente para la cuenca del Paranapanema compartida entre los estados de São Paulo y Paraná) y adicionalmente, se realizó otro taller más ampliado en el Encuentro Anual Nacional de Comités de Cuenca Hidrográfica (ENCOB) celebrado en octubre de 2019. Además, se efectuó una consulta en línea organizada por las organizaciones de la sociedad civil Artigo 19 y Fundación Esquel, con amplia difusión de parte de ANA, CGU y organizaciones civiles que participan del compromiso. También hubo la elaboración de un informe que consolida los resultados de la consulta en línea y comenzó la implementación de mejoras en el SNIRH.

 

CdP: ¿Podrías compartir algunas lecciones aprendidas o recomendaciones a futuro basado en la implementación del compromiso 10?

MF: Este proceso trajo aparejado importantes beneficios para la mejora del SNIRH, así como algunas lecciones aprendidas. Como principal lección aprendida se podría mencionar el nivel desigual de participación de algunas instituciones a lo largo del proceso de ejecución. El cambio de gobierno en Brasil (2018/2019) y los cambios ocurridos en la matriz institucional del SINGREH impactaron las acciones de algunas instituciones participantes socias, dificultando así el desarrollo de algunas acciones previamente planificadas en el compromiso.

Esto ha afectado, por ejemplo, en la participación del Consejo Nacional de Recursos Hídricos (CNRH) y en la disponibilidad de recursos para la participación de representantes de los comités de cuenca y de la sociedad civil en los talleres. Para mitigar esto, se está planeando una propuesta de taller en línea.

Como sugerencia para futuros planes de acción y para otros países miembro de OGP, se destaca la importancia del periodo de duración del Plan de Acción, el cual se podría ver afectado cuando su implementación transcurra en dos gestiones de gobierno. En dicho caso, se requiere prever medidas para mitigar el impacto de los cambios en la estructura administrativa.