Nos enfrentamos a una crisis hídrica sin precedentes, que amenaza nuestras vidas y nuestro medioambiente. Esta crisis se ve agravada debido a corrupción y gobernanza deficiente.
La integridad del sector del agua es una parte central de la solución para una mayor sostenibilidad en el sector del agua.

El agua limpia depende de una gobernanza limpia. Depende de integridad.